viernes, 27 de mayo de 2011

¿Quién es el crítico parafernálico?

A ver les cuento... me estoy quedando calvo, tengo un divorcio encima y hasta hace 6 meses manejaba un stress descomunal, todavía no he tenido mi primer infarto pero ya tuve mi primera fractura de columna (y no les contaré en que andaba cuando me pasó!)

Afortunadamente aún no sufro de disfunción eréctil y espero que ninguno de vosotros (bueno, habría que preguntarle al recordado Jorge, un simpático compañerito de colegio que se graduó como de 40 años).

Después del cole me dediqué al campo de la ingeniería por un par de años; me mamé de tanto número y me decidí por la medicina. Como en la escuela de medicina nos explotan desde primiparos, en V semestre comencé a ver pacientes y a hacer turnos (no puedo negar que era divertidísimo y me enteré de cualquier cantidad de chismes, cuentos, creencias y una que otra atrocidad que no puedo divulgar por aquello del secreto profesional). Como los chismes, cuentos, creencias y todas esas atrocidades se hicieron repetitivas y no satisfaron mi ilimitado voyeurismo, me harté de ver pacientes y de operar y me dediqué al estupendo mundo de las políticas públicas y la administración en salud. Luego de dos especializaciones y un par de años de docencia universitaria, ando de candidato a maestría (el problema no es de intelecto si no de plata y tiempo, así que la candidatura comenzará pronto a cumplir años) y buscando ganarme el Baloto.

Sentimentalmente no me puedo quejar... Después de probar aquí y allá, un par de relaciones tormentosas, otro par de rehabilitación y una de depresión profunda, me casé en Bogotá en la notaría 46 y cuatro años más tarde me separé en la misma (para que no digan que no soy constante). Fue una relación interesante... tan interesante como un novelón mexicano, con protagonistas peruanos y doblado en pekinés!

Hoy, voy por un lustro en una relación fascinante y deliciosa que disfruto intensamente.

Profesionalmente he satisfecho mis ambiciones (hasta el momento)... y no soy de los que se acuesta con el Jefe... (y mucho menos si es Jefa).

Tengo metas a posteriori, pero con mi persistencia, perspicacia y diligencia solo es cuestión de esperar, já!

Declarado y rampante enemigo público de la desidia, la corruptela, la altivez ignorante, la mala ortografía y la simplicidad de nuestros dirigentes y otras figuras públicas y privadas...

Aún tengo un par de cosas para hacer antes de cumplir los 50: montar una ballena jorobada y domesticar un delfín rosado, pero no tengo afán... estoy seguro que con un poco de práctica e insistencia, lo logro rapidito...

Como ya deben estar aburridos de leer, los dejo... espero sus comentarios, resúmenes, aportes, chismes e insultos; como pueden ver, mi vida ha sido superinteresante y lo mandado es compartir con el pueblo que tanto me ha dado (doble já!)!

Un abrazo y un beso a todos!!! (la lengua es opcional, y como las consultas, causa honorarios)...

El crítico parafernálico

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen artículo, recordé que días atrás estuvimos hablando de este tema tan controversial, y es así, la gente no sabe ni por qué protesta. En cuanto al comentario de los mediios, tranquilo, no tengo de qué ofenderme, pues para y por mi bien no quise ingresar en ellos, lástimosamente vivimos en un Estado de conveniencia y de favores, recorddemos que los medios más populares no son dueños de sus propios actos, detrás existe un mundo politico que maneja la información como mejor le venga. Así que no hay problema, no hay ofensa y no existe rencor....

johleo0302 dijo...

Mi querido, mi bueno su escrito, relajado, sincero, y sobre todo con la altura y la elegancia necesaria para ser ameno y bien ponderado, me identifique someramente con usted, me hizo imaginarlo y hasta desear conocerlo. Gracias por poder contar, aun, con personas, como usted, que le dan sabor a, esto llamado internet, así da gusto entrar a diario.
Un abrazo muy grande y las demás arandelas. Felicitaciones..

Leonardo Andrés Silva Arias.

Dr. Lombana dijo...

Simplemente excelente. Lombana

RICARDO FONSECA dijo...

cumpliendo con la promesa, hago mi pequeño aporte a la crítica parafernálica.

Al leerlo todo me dí cuenta que tenía muchas cosas en común. Y absurdamente podría afirmar que la mayoría. Por un momento sentí que encajaba dentro de "la simplicidad" de alguna figura privada, pero pronto recordé que simple soy para muy pocos ya que son pocos los que leen. Así entonces salí bien librado de tal adjetivo, ya que la mayoría de los que conozco son ciertamente tontos. Y para ellos no soy simple (jejeje).

me gusta la pequeña biografía que haces, y quien te conoce poco y hasta los que te conocen mucho saben que esa es. Y a pesar de ser corta no llega a ser simple pues pocos son los que llevan un casamiento, divorcio, enamoramiento y continuación del mismo en un tiempo relativamente largo. La mayoría hace eso en unos cuantos días! en tu caso, lo interesante es que suceda en años. Lo estúpido es que suceda rápido.

No había tenido la oportunidad de pasear por acá. Sorprendido quedo cuando escribes ideas que pocos entienden. Pobres los ignorantes de la nueva era.

Me gusta. Y seguiré dando vueltas esporádicas por acá para leer eso que escribes. Original es, pues sé que no te importa ni lo que digan ni lo que hagan. Eres de los pocos que podrían estar algo más arriba en la pirámide del bien y del mal. Yo creo que estoy en la parte superior de la franja más ancha!!!